Segunda jornada Rugby Championship

portada 2Tras una semana de espera llegó la vuelta de la primera jornada del Rugby Championship (podéis leer mas información sobre este torneo en nuestro artículo anterior) y con ella la visita australiana a tierras neozelandesas, dispuestos a curarse las heridas y demostrar de que pasta están hechos, mientras que al otro lado del planeta Sudáfrica cruzaba el océano hasta Argentina para tratar de obtener una nueva victoria tras el apretado resultado del primer encuentro.

http://www.sanzarrugby.com/therugbychampionship/news/all-blacks-secure-bledisloe-cup/

http://www.sanzarrugby.com/therugbychampionship/news/all-blacks-secure-bledisloe-cup/

El partido entre Nueva Zelanda y Australia fue bastante más disputado que el anterior, lo cual no era complicado, aunque los kiwis demostraron que siguen muy por encima del resto con una delantera eficiente tanto en las fases cerradas como en el juego abierto, unos tres cuartos en plena forma y que se mueven como si de uno solo se tratara y un Beauden Barret que desprende magia con su juego, viendo espacios que nadie mas parece ver y poniendo el balón justo donde su equipo lo necesita. Por su parte Australia, tras la mala imagen mostrada la semana anterior salió a dar la cara, por lo menos, y si bien jugó lo que los All Blacks le dejaron jugar si demostró una actitud y una agresividad en el juego muy diferente de la indiferencia con la que se plantaron sobre el terreno de juego en el partido anterior. De nuevo su juego mejoró en los últimos 10 minutos, recordemos que el año pasado ganó el titulo venciendo en esos últimos minutos en sus encuentros, sin embargo va a necesitar algo más si no quiere seguir siendo el farolillo rojo de esta edición.

Foto: AP Natacha Pisarenko

Foto: AP Natacha Pisarenko

Al caer la noche, hora peninsular, los argentinos, con el sabor amargo de la derrota la semana anterior, se plantaban frente a los Springboks. El partido fue muy similar al de la pasada jornada, con poco juego, la mayor parte de él creado por los pumas, y mucho encontronazo, agrupamientos y demasiados golpes, 4 en los primeros 4 minutos ya dejaban claro de que iba a ir. No era un partido para jugar bonito, era un partido para ganarlo. Los dos equipos se pusieron el mono de trabajo y el encuentro fue recordando poco a poco al partido de ida. Argentina se alzaba en el marcador, pero no lo suficiente, y en los últimos 15 minutos prácticamente desaparecía, dejando que los Sudafricanos se pusieran por delante en el marcador. En la mente de todo argentino el mismo pensamiento, “otra vez no, otra vez igual”, pero no, no y no, Santiago González a 3 minutos del final volvía a adelantar a los albicelestes, victoria para Argentina que empata en la segunda posición a Sudáfrica.

Por lo demás, feos pitos los que se escucharon en el Padre Ernesto Martearena, pero igual de feos los que se escucharon en el Wetpac Stadium. Señores aficionados, esto es rugby, animen a su equipo, disfruten, celebren, pero no se pita al pateador rival, no se abuchea al contrario, seamos los señores que decimos ser.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *