Sufrir para vencer

Hace unos días, en una de las ruedas de prensa de mi club, uno de los jugadores más nuevos nos preguntó qué cualidad creíamos que era la más importante para un jugador de rugby. Lo cierto es que cuando le ofreces a alguien empezar en este deporte casi todos te hablan del tamaño físico, sin embargo, en mi opinión, hay algo más importante que ser grande o fuerte para salir cada fin de semana al campo: la capacidad de sufrimiento.

En mis años como jugador he visto gente de todo tipo. Jugadores enormes que parece que hayan sido criados para jugar a esto, tipos delgados a los que parece que el más mínimo placaje vaya a partirlos por la mitad, jugadores rápidos, lentos, fuertes, altos… Coca Cola podría hacer un anuncio de esto. Sin embargo al final los que se quedaron por el camino son los que no fueron capaces de aguantar, los que miraban al placaje con recelo, los que dejaban de entrenar el martes por aquel golpe que volvía a dolerle una vez más. Grandes jugadores, rápidos, eléctricos, fuertes, duros, tocados por la mano del mismísimo William Webb Ellis que dejaron el césped porque dolía, porque entrenaron su fuerza, su resistencia, su velocidad, su flexibilidad, pero olvidaron entrenar su capacidad de aguante, su capacidad de sufrir.

En la vida, como en el rugby, las hostias vienen y van. Stallone decía en una de sus películas que “nadie golpea tan fuerte como la vida; pero no importa lo fuerte que puedas golpear, importa lo fuerte que pueda golpearte y seguir avanzando, lo mucho que puedas resistir y seguir adelante, ¡eso es lo que hacen los ganadores!” Y así es. Sabes que cada fin de semana van a golpearte, sabes que el lunes llegarás magullado y dolorido al trabajo, que te preguntarán que cuando vas a dejarlo, que por qué sigues haciendo eso. No lo entienden. Llegará el martes y tocará volver a entrenar, a recibir nuevos golpes, a caer al suelo de nuevo, a volver a ponerse en pie, y así, semana tras semana se irá repitiendo el mismo ciclo. Caer y levantarse. Luchar y avanzar.

Por mucho que yo ensalce sus valores, puesto que para mí el rugby es el mejor deporte que existe, esto es como los niños, que el más guapo siempre es el tuyo. Por eso, por mucho que ensalce sus valores, es innegable que en cada partido un jugador de rugby suele recibir, bien por acciones propias o bien por acciones del contrario, una gran cantidad de golpes, y por muy machitos que nos creamos no vamos a mentir, al día siguiente duele.

Pero es ahí donde radica una de los factores más bellos de este deporte, y es que, como dirían los argentinos, “el rugby es como la vida”. En la vida todos nos llevamos golpes, pero no queda otra que levantarte y seguir adelante y eso es lo primero que te enseña el rugby. El principal objetivo de este deporte es avanzar y ciertamente habrá quien se interponga en ese avance, quien en su afán por impedir que logres tu meta sea capaz de tirarte al suelo y pasarte por encima. ¿Os suena? Pero ahí estás tú, levantándote una vez más, mirando tus rodillas maltrechas, con esas heridas que semana tras semana se reabren en su roce contra el césped, poniéndote en pie, sacudiéndote el polvo y volviendo a la lucha.

 

Puedes tomarlo como metáfora de un día más en tu oficina, pero es cada domingo de mi vida.

A la melé

Un balón se cae, el tiempo casi se detiene mientras el público ahoga un suspiro y el árbitro hace sonar su silbato. Sus manos se unen llamando a la melé y ocho jugadores de cada equipo inician su andar, algunos incluso trotan, hacia el punto de la infracción. Paso lento, boca cerrada, concentración. Algunos los tildarían de vagos por su andar pesado. No lo entienden, no lo pueden entender.

https://www.maxinutrition.com/sports/rugby/Scrum-ready-rugby-recipes/

https://www.maxinutrition.com/sports/rugby/Scrum-ready-rugby-recipes/

No lo pueden entender, esas palabras resuenan en mi cabeza y me transportan a tiempos pasados. No lo pueden entender, me dice mi entrenador mientras entramos contra el melier una y otra vez. Su mano señala a un grupo de jugadores lejano, sobre el césped. Corren, charlan y pasan el balón. No lo pueden entender.

Los jugadores van llegando al punto indicado por el árbitro. Como si de una coreografía ensayada se tratara se forman, los primeras líneas se agarran entre ellos mientras los segundas hincan la rodilla en el césped. Los terceras líneas se preparan mientras retan con la mirada a sus homólogos, listos para empujar, listos para correr en cuanto el balón abandone la formación. Y junto a ellos el medio de melé, intruso en este mundo, espera con el balón en las manos.

http://tornarugby.blogspot.com.es/2016/05/un-larga-agonia-el-rey-sin-espada-el.html

http://tornarugby.blogspot.com.es/2016/05/un-larga-agonia-el-rey-sin-espada-el.html

Primeras, segundas, terceras, medio de melé. Posiciones que solo se entienden desde esta formación, fuera el rugby modernos los ha convertido en jugadores más o menos homogéneos, pero no en la melé. Lejos del debate sobre los cambios introducidos recientemente la melé fue, es y será la base de este deporte y nadie puede entender el rugby si no estuvo en la melé. Por muchos cambios que sufra esos “gordos”, a veces tildados de torpes, de lentos, se reinventan una y otra vez para volver a su lucha, a su trabajo silencioso.

El árbitro marca los tiempos de entrada y con un sonido indescriptible las dos delanteras se encajan con precisión milimétrica. La tensión es visible en cada uno de sus músculos, y el balón ni siquiera está en juego. La línea de tres cuartos observa, decide que va a hacer con el balón, un balón que aún no está en juego, sin embargo los delanteros ya están trabajando, sufriendo, empujando.

El número 9 se agacha, el balón entra al pasillo. Antiguamente lo habría hecho al centro, ya no. Antiguamente el talonador habría sacado su pie, ya no. La melé ha cambiado. La melé ya no es lo que era, dirá algún veterano, de aquellos que presumen de que en sus tiempos los placajes eran más duros, los contrarios más altos y la cerveza más fría. Y es verdad, la melé no es lo que era en la misma medida que el rugby tampoco lo es. El deporte avanza, y la melé lo hace con él, como lo hiciera la touche en los 90. Pero la melé sigue siendo una melé, diferente, más técnica, pero una melé.

La melé fue, es y seguirá siendo la esencia de este deporte. La melé es la máxima expresión del trabajo en equipo, de ocho jugadores que empujan como uno, del trabajo desinteresado, pues salvo algún afortunado número ocho, tercera centro para los de antes, el resto solo verán, con suerte, pasar el balón, de los valores que representan el rugby, quién la vivió lo sabe.

http://www.jotdown.es/2013/06/rugby-y-futbol-un-vano-ejercicio-de-etica-comparada/

http://www.jotdown.es/2013/06/rugby-y-futbol-un-vano-ejercicio-de-etica-comparada/

Cuarta jornada Rugby Championship

portada-4Cuarta jornada del campeonato y último cruce inédito en este año, con unos All Blacks invictos que recibían a una tocada Sudáfrica y una Argentina que viajaba a tierras Australianas antes de afrontar las dos últimas jornadas como locales. Los neozelandeses, líderes, se jugaban alzarse como campeones a falta de dos jornadas, mientras que los otros tres equipos aún pugnan por los puestos restantes.

Continue reading

Segunda jornada Rugby Championship

portada 2Tras una semana de espera llegó la vuelta de la primera jornada del Rugby Championship (podéis leer mas información sobre este torneo en nuestro artículo anterior) y con ella la visita australiana a tierras neozelandesas, dispuestos a curarse las heridas y demostrar de que pasta están hechos, mientras que al otro lado del planeta Sudáfrica cruzaba el océano hasta Argentina para tratar de obtener una nueva victoria tras el apretado resultado del primer encuentro.

Continue reading

Primera jornada Rugby Championship

rugbychampionship

Antes de nada me gustaría aclarar para los que no estáis tan al día en cuanto a rugby se refiere lo que es el Rugby Championship. Probablemente muchos habréis oído hablar, o incluso visto, el antiguo 5 Naciones, actualmente ampliado a 6 Naciones, pero menos conocido era su primo del hemisferios sur, el Tres Naciones, disputado por Nueva Zelanda, Australia y Sudáfrica. Pues bien, hace apenas unos años este torneo decidió también ampliar sus filas incluyendo a la emergente Argentina y cambiando su denominación a Rugby Championship. El torneo se juega en un formato de liga, dónde todos los equipos juegan contra todos a doble partido. Sin duda un torneo muy interesante si tenemos en cuenta que se enfrentan los cuatro primeros clasificados de la pasada Copa del Mundo. Continue reading

El rugby 7 debuta en Río

Rugby-Olimpiadas-2016Apenas quedan unos días para el inicio de los Juegos Olímpicos de Río y este año los aficionados al rugby estamos de enhorabuena ya que, tras mas de 80 años, nuestro deporte vuelve a este importantísimo evento, sin embargo, a diferencia del que se jugó hace casi un siglo en París el que veremos en Río será la modalidad seven, y desde Pull&Push queremos explicaros un poquito más sobre este deporte para que podáis disfrutarlo en todo su esplendor.

Continue reading